Todo sobre embarazo

Embarazo y obesidad

La obesidad es uno de los grandes problemas de salud pública a los que se tiene que enfrentar los países occidentales. Este mal, puede derivar en serios problemas para la salud como riesgos de carácter cardiovascular, colesterol, diabetes, artritis, etc. Además, si la mujer padece obesidad puede suponer un riesgo en la salud del bebé y incluso poner en peligro su propia vida.

Algunas de las complicaciones que puede padecer la mujer si es obesa durante el periodo de gestación son la retención de líquidos, la hipertensión arterial, la diabetes gestacional o incluso infecciones postparto que dificultaría una adecuada recuperación tras dar a luz. En algunas ocasiones, el excesivo sobrepeso de la madre, puede conllevar a que el parto se deba realizar bajo cesárea.

¿Qué complicaciones podía afectar al bebé?

Algunos estudios, han concluido que muchos de los bebés cuyas madres sufre obesidad, tienden al sobrepeso infantil, con todos los riesgos que ello comporta para el pequeño. Por otra parte, una de las complicaciones principales que pueden sufrir estos bebés es el macrosoma, que es el aumento excesivo de peso en el feto, lo cual dificultaría el momento de dar a luz. También puede resultar común en estas situaciones la distonía de hombros, es decir, que los bebés se dañen los hombros en el momento del alumbramiento debido a su exceso de volumen. Asimismo, pueden derivarse efectos del tubo neuronal como la anencefalia o la espina bífida.

La prevención y el control de la obesidad es una de las prioridades a tener en cuenta en estos casos, tanto para preservar la salud de la madre, como para procurar una gestación adecuada sin riesgos para el feto derivados del sobrepeso materno.

Enlaces relacionados

Recupera tu figura tras el embarazo

Obesidad

Sobrepeso infantil